Yoga Prenatal

¿Porqué practicar Yoga perinatal?

femme enceinte pratiquant le yoga

Durante el embarazo el cuerpo se modifica como una magnifica luna llena y se vuelve más redondeado y generoso.

El embarazo aporta trasformaciones tanto del cuerpo, del sueño, del apetito, del ritmo de trabajo y descanso, de las emociones, de la relación de la pareja, las costumbres sociales…

La mujer embarazada es considerada en las antiguas escrituras como en un estado « de perfecta plenitud ».

Mientras está en la espera del niño, le aconsejamos que se tome tiempo, descanse, camine en la naturaleza, lea libros inspiradores, cante, practique yoga, medite, se bañe en la belleza del amor, siempre manteniéndose activa.

En resumen, dedicarse a una vida de consciencia elevada, ya que su bienestar corporal/emocional y de consciencia influenciará al bebé que nacerá y le dará cimientos sólidos para su vida futura.

Pero en nuestra sociedad moderna, en la cual la mujer a menudo trabaja para ganarse la vida, no es fácil tomar este tiempo para uno, y resentimos esta necesidad.

La práctica de yoga durante el embarazo no ocupará más que una hora y media por semana y es un soplo de oxigeno en la vida frenética.

Es una ventana hacia si misma, con el fin de conectarse con el bebé, amaestrar las transformaciones, prepararse para el parto con ese momento de ejercicios, relajaciones e intercambio.

¿Porqué aprender a respirar?

femme pratiquant une respiration yoguique

La mujer embarazada no tiene por qué comer por dos, pero si definitivamente tiene que respirar por dos.

Es porque respiramos de manera superficial y corta que simplemente sobrevivimos en lugar de vivir plenamente. La respiración profunda aporta más oxigeno y nutrientes al bebé y la madre. La respiración que llamamos «larga y profunda» calma la mente agitada, facilita la paciencia, la resistencia, la relajación y el sentimiento de pertenencia y pacificación.

¿Por qué aprender a meditar en el embarazo?

femmes enceintes en méditation

Porque una mente preparada se mantiene focalizada y centrada en la respiración mientras suceden las contracciones. La meditación ayuda a atravesar el proceso con un sentimiento de presencia y fuerza…y hasta con alegría y bienestar.

Una mente no preparada puede que se disipe o entre en pánico frente a las sensaciones fuertes y nuevas que la madre vive durante el parto.

Durante el parto, la concentración (en un mantra, un sonido o la respiración) y una respiración correcta favorecen la secreción de la hormona Oxitocina, responsable del trabajo de dilatación, y también la secreción de Endorfinas, hormona que tiene acción contraria a la adrenalina, y que atenúa la sensación de dolor y apoya la intensidad de las contracciones.

La preparación del parto:

Para poder vivir una buena experiencia de parto, la madre debe estar preparada, del mismo modo que un corredor de maratones pasa meses preparándose por consejeros de alimentación, de ejercicios físicos y trabajo de respiración. Reciben acompañamiento psicológico para sostener antes, durante y después el intenso esfuerzo asociado a la carrera.

¿Y entonces, las madres?

Imperativamente, ella debe prepararse para esta gran maratón…cuando la gran respiración de la vida la atraviese y empuje al bebé fuera de su cuerpo-cordón maternal.

Con un buen acompañamiento y preparación adecuadas, la intensidad de este trabajo se puede vivir sin sufrimiento. La práctica de yoga, permite amansar el poder de las contracciones, gestionar el miedo y atravesarlo.

La práctica regular de posturas, ejercicios de respiración, sonidos y meditaciones dan a la parturienta confianza en ella misma y capacidad de concentración sobre lo que sucede durante el parto. Ella conectará más fácilmente con su niño y su cuerpo le dará indicaciones de las posturas que favorecen la dilatación y la expulsión del bebé.

Atravesar una respiración por vez, una contracción por vez » aporta un sentimiento de satisfacción y fuerza.

femmes enceintes pratiquant le yoga prénatal

Loading Quotes...